Anémonas de mar (Actiniaria)

A veces, puedes llegar a identificar el grupo de las especies sin ayuda de aumento
  • Anémona de mar (con mejillones detrás) en un disco de VIRTUE. Fotografía de: Mikael Olsson
  • Gonactinia prolifera. Fotografía de: Aquatilis
  • Protanthea simplex. Fotografía de: Aquatilis
  • Anémona. Urticina felina. Fotografía de: Aquatilis

Las anémonas pertenecen al Phylum Cnidaria, clase Anthozoa.

Los cnidarios es un amplio grupo de invertebrados que incluye: hidroideos, anémonas, gorgonias y medusas (entre otros). Cada individuo está formado por un saco con una única apertura rodeada de tentáculos dónde están los cnidocistos, células urticantes que utilizan para la defensa e inmovilización de sus presas. Hay especies solitarias, como las anémonas, y coloniales, como las gorgonias. Son propios de fondos marinos o de la columna de agua, pero siempre tienen una fase larvaria plantónica.

Las anémonas están formadas, normalmente, un único pólipo. Las células urticantes, cnidocistos, paralizan y capturan a sus presas, que luego las mueven a la boca con la ayuda de tentáculos y se digiere en la cavidad central. Las anémonas tienen una "placa base" o pie que usan para adherirse a rocas o superficies similares. El pie no está permanentemente fijado a la superficie, por lo que la anémona puede moverse, aunque lo hace muy lentamente. 

Existen unas 30 especies conocidas en la costa oeste de Suecia, incluyendo varias en aguas poco profundas. En todo el mundo se conocen unas 1200 especies.

Algunas anémonas viven en simbiosis con cangrejos ermitaños  y peces payaso. Las anémonas que viven en simbiosis con cangrejos ermitaños se adhieren a la concha, dentro de la que vive el cangrejo, y sirven como protección para el cangrejo. A su vez, las anémonas pueden hacer uso de las sobras de alimento a medida que el cangrejo se alimenta. La simbiosis con los peces payaso funciona muy bien, ya que los peces tienen una capa mucosa especial que los protege de las células urticantes de la anémona, y la anémona obtiene restos de comida de los peces.